Páginas vistas la semana pasada

martes, 24 de junio de 2014

La historia de una gran mujer

» Y ésta fue la forma por la que doña Beatriz de Guzmán pasó a ser Señora de Huelva, Ayamonte, Niebla, Gibraleón, Saltés, Alfayat de Pena y Alfayat de Lete.
24 junio 2014
Alfonso III de Portugal.
Alfonso III de Portugal.
Ángel Custodio. Aunque el rey Alfonso X estaba casado con doña Violante, con quien llegó a tener once hijos legítimos, tuvo amores furtivos con doña Mayor Guillen de Guzman y de ellos nació una hija, que fue Beatriz de Guzmán y a quien su padre siempre protegió e incluso consiguió que contrajese matrimonio con el rey Alfonso III de Portugal.
Cuando el rey Alfonso ya con su salud muy deteriorada y enfrentado a una guerra con su hijo Sancho, quiso premiar la lealtad y servicios que Beatriz le prestó, acudiendo a cuidarlo, y otorgó mediante privilegios rodados de 4 de marzo de 1283, la donación de varias villas y señoríos.
Francisco Brandâo en su libro “Monarchia Lusitana” (Lisboa 1650) transcribe este documento, como sigue:
** Sepan quantos este priuilegio vieren y oyeren, como nos el rey don Alfonso por la gracia de Dios regnante en Castilla, en León, en Toledo, en Galliza, en Seuillla, en Córdoua, en Jaén, en el Algarue. Catando el grande amor y verdadero que fallamos en nuestra fija la mucho honrada doña Beatris, por essa misma gracia de Dios reyna de Portugal y del Algarue, dámosle por heredad después de nuestros días para en toda su vida la villa de Niebla con todo su regnado que es Gibraleón, Huelua, Saltés, Ayamonte, Alfaiat de Pena, Alfaiat de Lete con todos los otros logaresque son sus términos y fueron antiguamente, en tal manera que no lo pueda dar, ni vender, ni camiar, ni enpeñar, ni enagenar a Iglesia, ni a Orden, ni a ome de Religión, ni a otro ome que sea de fuera de nuestro señorio, ni a otro ninguno, mas que aya ella ende las rentas y los derechos para seruirse dello en toda su vida; y despues que finare, que fingue este reyno de Niebla con los logares y con los terminos sobredichos a aquel que nos heredaremos en el reyno de Seuilla y mandaremos que sea rey.
Ende rogamos y mandamos al concejo de Niebla y a los otros concejos de sus terminos y conjuramoslos por el deudo de naturaleza que han conosco y por la lealtad que siempre fizieron y nos deuan fazer, que recudan ellos y sean tenidos que fazer recudir bien y cumplidamente despues de nuestros días con las rentas y con los derechos que son en sus logares a nuestra fija la reyna sobredicha o a quien ella mandare en toda su vida; y que ella o aquellos que tuuieren por ella Niebla y Gibraleon y Huelua y Ayamonte, Alfayat de Pena, Alfayat de Lete y todos los otros logares de su termino, que hagan ende guerra, e paz a aquel que herdare el reyno de Seuilla según de sobredicho es.Y otrosi mandamos a aquel que heredare el reyno de Seuilla y fuere hi rey por nuestro mandado, que aguarde a nuestra fija, la reyna sobredicha todas estas cosas de suso dichas en este priuilegio en toda su vida. Y si algun esto quissiese embargar, o ir en alguna cosa contra ella, si fuere de nuestro linage, que aya la maldicion de Dios y de aquellos onde nos venimos y la nuestra, y sea por ende traidor, assi como que trae Castillo y mata señor y no se pueda salvar desta traicion por ninguna manera, y demas sea danado con yudas en los infiernos. Y ella se pueda defender de aquellos que contra este priuilegio quisieren ir. Y si los del concejo de Niebla, y de los otros concejos de sus terminos no defendiessen, y no mamparassen a nuestra fija la reyna sobredicha de quien quier que fuesse contra ella o contra este nuestro priuilegio por quebrantarlo o por amingoarlo en alguna cosa, o ellos non quisiessen cumplir esto segundo sobredicho es, que ayan esta misma pena de trayçon que suso es dicha, y la ira de Dios y la nuestra y de aquellos que reynaren despues de nos por nuestro mandado. Y pedimos al Papa que lo otorgue segundo que sobredicho es, y lo confirme por su priuilegio. Y rogamos al rey de Francia que lo otorgue y lo confirme por so priuilegio atrosi y porque todo esto sea firme, nos el reydon Alfonso sobredicho reinad. en Castilla, en Leon, en Toledo, en Galliza, en Seuilla, en Cordoua, en Murcia, en Jaen, en Becia, en Badajoz, en el Algarue, mandamos fazer este priuilegio y confirmamoslo fecho en Seuilla Y ueues 4 dias andados del mes de março en era de 1321.
Niebla.
Niebla.
El Infante D. Jaime; D. Fr. Aymar electo de Auila; La Iglesia de Placensia vaga; D. Garcia Gutierres; Afonso Fernandes sobrinho del Rey y su Maiordomo; Afonso Peres de Gusmâo; Pero Suares; Tel Gutierres justicia da casa del Rey; Garci Jofre Copero maior de Rey; Pero Ruiz de Villegas Repostero maior del Rey; Lope Alonso Portero maior del Rey en el Reyno de Castilla; Diego Afonso Tesorero del Rey.
D. Remondo Arcebispo de Seuilla. D. Juan Alonso de Haro; D. Gutier Suares de Meneses; La Iglesia de Orens. vaga; La Iglesia de Lugo vaga; La Iglesia de Mondoñedo vaga; D. Sueiro Obispo de Cadiz; La Iglesia de Santiago vaga; Signo del Rey D. Alfonso.
D.Fredeolo de Ouiedo; La Iglesia de Salamanca vaga; D. Martim Gil; Sueiro Pires de Baruosa; Garcia Fernandes Maestre de la Ordê de Alcantara; Pelay Peres Abbad de Valladolid, y Chançarel del Rey en Castilla, y Leon.
Yo Millan Peres de Aellon lo fiz efercuer por mandado del Rey en 31.año que el Rey sobredicho Reyno.**
Y ésta fue la forma por la que doña Beatriz de Guzmán pasó a ser Señora de Huelva, Ayamonte, Niebla, Gibraleón, Saltés, Alfayat de Pena y Alfayat de Lete, aunque le duró poco, porque Sancho al ser proclamado rey a la muerte de su padre, consideró que eran inmoderadas las concesiones que se otorgaban a una hija bastarda y ordenó devolver a la Corona las tierras que comprendían las donaciones.

lunes, 16 de junio de 2014


Doña Mencía López de Haro y sus leyendas

Imagen de Mencía López de Haro.
Imagen de Mencía López de Haro.
Ángel Custodio. Nació  en Vizcaya en 1215 y su padre Lope Díaz de Haro, señor de Vizcaya, era hijo de Diego López de Haro, que entre otros títulos tenía el de  los Señorios de Vizcaya y de Huelva. Su madre, Urraca Alfonso de León, era hija ilegitima de Alfonso IX y hermanastra de Fernando III El Santo.
En 1234, Mencía contrajo matrimonio con Álvaro Pérez de Castro, Señor de la Casa de Castro, y bisnieta de Alfonso VII de León.
En 1237, Pérez de Castro vendió a Mencía, la villa de Peredes de Nava y toda su heredad por 15.000 maravedíes.
En 1239, en el municipio toledano de Orgaz, falleció Álvaro Pérez de Castro, cuando marchaba para Andalucía, después de una entrevista que mantuvo con Fernando III en Ayllón, en Segovia.
Aunque no era muy agraciada, se desposó por segunda vez con Sancho II de Portugal, por lo que Mencía López de Haro, fue legitima Reina de Portugal.
Sancho II estaba en guerra con su hermano Alfonso que pretendía el trono portugués, y le había denunciado porque Sancho y Mencía eran primos y necesitaban autorización papal para contraer matrimonio, algo que, al parecer  no habían  solicitado, aunque algunos historiadores dicen que sí.
Hubo un enfrentamiento diplomático entre Sancho II  y el Papa, algo que repercutió en el clero portugués, por lo que Sancho tuvo muchas disputas y enemigos, pero no dio su brazo a torces para anular el matrimonio. Y fue el propio  Papa quien invalidó el matrimonio, por los vínculos de sangre que los unían familiarmente.
Doña Mencía fue llevada de Ourem a Galicia y allí se pierde su pista, aunque al parecer adonde fue es  a Palencia, en donde murió y fue sepultada en el Monasterio de Santa María, en Nájera.
Hasta aquí una sucinta biografía de Mencía López de Haro, pero como era una mujer muy decidida, se le atribuyen  dos leyendas , a las que me refiero a continuación.
Las leyendas.
Se cuenta que el rey Aben Alhamar de Granada se enteró que Álvaro Pérez de Castro, el esposo de Mencía, que era Alcalde de Martos, estaba  en contacto con el rey de Toledo y fue cuando Alhamar quiso conquistar Martos, para evitar que los cristianos tuviesen mas poderío.
Álvaro Pérez estaba perdiendo la batalla y ya tenían, los moros,  casi conquistado la villa jiennense, y fue cuando  a Mencií se le ocurrió una idea  que puso en práctica. Como le quedaban pocos hombres y para impresionar a los musulmanes, se le decidió vestir a todas las mujeres con ropas de hombres y los árabes viendo la superioridad numérica que tenían los cristianos optaron por retirarse.
La segunda leyenda fue en Portugal, siendo esposa del rey Sancho II. Como el marido siempre estaba  guerreando y enfrentado unos y otros, una de las veces, fue materialmente raptada por tropas al mando de Raimundo Viegas de Portocarrero, partidario del hermano del rey y con el que estaba enfrentado.  Portocarrero la llevó a Ourem y cuando el rey Sancho intentó liberar a su esposa, dicen las malas lenguas que ésta se negó a ser rescatada, porque se había enamorado de su raptor y por eso Sancho dio la vuelta y Mencía partió de Ourem y no se supo mas de ella hasta su muerte.
Y estas son las dos leyendas, de esta mujer astuta y decidida, que se enfrentó a serios  problemas en sus dos matrimonios.

jueves, 12 de junio de 2014

Y la vida sigue…

Escultura de Gonzalo Guerrero en Cozumel, la isla más grande del Caribe mexicano.
Escultura de Gonzalo Guerrero en Cozumel, la isla más grande del Caribe mexicano.
Ángel Custodio. Reconozco que no hay nada nuevo bajo el sol, la vida sigue igual, solamente que la sombra se proyecta a un lado u otro.
Ahora la mayoría de  los países africanos las están pasando muy mal, pero en los siglos XVII y XVIII aquí en España no todo iba económicamente bien. Con la aventura colombina, las leyendas surgieron por todos lados y el criterio general era la facilidad que había en las tierras recién descubiertas para amasar una fortuna en muy poco tiempo, lo que hizo que muchos españoles que no tenían ni oficio ni beneficio, decidieron  viajar a América e iban influidos por un espíritu aventurero para culminar sus pretensiones.
Generalmente, estas personas no tenían dinero para pagarse el pasaje y era frecuente que recurriesen  a enrolarse  como criados al servicio de algunos de los viajeros pudientes o como soldados en la  milicia colonizadora y, tan pronto pisaban tierra firme desertaban y se convertían en unos “sin papeles”, como los que actualmente llegan a nuestras  costas en pateras o saltando las vallas de las fronteras.
Al principio iban hombres solos, porque la aventura que emprendían no sabían si era para llevar a la familia, y las  primeros mujeres que se atrevieron  a ir,  eran casadas, que sabían los peligros de dejar a los maridos, y procuraban  formar un grupo familiar con hijos, padres  o hermanos.
Los hombres que marchaban solos, cuando llegaban se refugiaban en una falda nativa, formando en muchos casos un hogar paralelo al que tenían en España, olvidándose de sus obligaciones. Tal es el caso que refiere, no recuerdo si fue Bernal Díaz del Castillo o  Alvar Núñez Cabeza de Vaca en uno de sus libros, refiere que cuando se enteraron  que había un español viviendo en un poblado indio, pensaron que lo tenían de alguna forma retenido y para rescatarlo enviaron varios hombres armados en su busca , pero la sorpresa fue mayúscula cuando volvieron los soldados manifestando que el español les había dicho que agradecía la ayuda pero que ya había rehecho su vida entre los indios, que incluso se había cortado la oreja como todos los de la tribu  que además tenía tres hijos mestizos y que no deseaba volver. Se llamaba  Gonzalo Guerrero y era natural de Palos de la Frontera.

miércoles, 4 de junio de 2014


Donaciones o regalos

by maripazmoguer
Alfonso X El Sabio.
Alfonso X El Sabio.
Ángel Custodio Rebollo. Antes que llegara El Corte Inglés también existía la cultura del regalo, pero como siempre el obsequio estaba y está supeditado al poderío económico. En tiempos pasados nada más lo hacían los poderosos, por lo que  era frecuente, en aquellos  tiempos, que los reyes  obsequiasen  con ducados y condados a los caballeros que les habían prestado excepcionales servicios, y también era corriente que la reina recibiese de su esposo señoríos y posesiones de tierras o ciudades, para su disfrute.
Doña Beatriz de Guzmán, reina de Portugal, hija bastarda de Alfonso X El Sabio, recibió de su padre el Señorío de Huelva, Niebla, Ayamonte, Gibraleón  y varias villas de nuestro entorno. También recibieron el Señorío de Huelva; Diego López de Haro, señor de Vizcaya;  Juan Mathe de Luna, camarero mayor,  armero y privado de Alfonso X;  Alonso Méndez de Guzmán;  María de Padilla, que se la donó Pedro I;  Bernardo de Bearne e  Isabel  de la Cerda, y de la familia La Cerda, pasó a la Casa de Medina Sidonia.
Pero no siempre se consiguió la propiedad por donación, porque Vataça Lascaris,  princesa bizantina y aya de los hijos del rey Fernando IV de Castilla,  fue Señora de Huelva con su castillo,  por compra a los herederos de López de Haro, por 240.000 libras de moneda blanca.
Pero  lo insólito , a mi modesto criterio, fue lo del Ministro Godoy, que por Real Orden de 12 de diciembre de 1804, regaló a su amante, Pepita Tudó, (que vivía en Sanlucar y con la que después contrajo matrimonio), la creación de una provincia  que se denominó “Provincia y Consulado Marítimo de Sanlucar de Barrameda”, que incluía los  municipios de,  Lebrija, Las Cabezas, Trebujena, Chipiona, Villamanrique, Villanueva del Alcor, La Palma, Bollullos del Condado, Almonte, Gibraleón, San Bartolomé de la Torre, Villanueva de los Castillejos, San Silvestre, Villablanca, Ayamonte, La Higuerita, La Redondela, La Futa, Lepe, Cartaya, San Miguel del Arca del Buey, Aljaraque, Rincón, Huelva, San Juan del Puerto, Moguer y Palos.
La creación de esta provincia, enervó a las autoridades de Sevilla y Cádiz, y solo tuvo vigencia hasta el año 1808.
Estos son apuntes sobre la historia de nuestra provincia que, lamentablemente y salvo casos excepcionales, no enseñan a nuestros escolares.