Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 7 de enero de 2015

Teresa Valcarce
» Ángel Custodio nos trae esta semana la curiosa historia del cuadro de Bernardo de Gálvez, que nos lleva hasta Nueva España, recordando así una parte de la historia de América.
7 enero 2015
Imagen del cuadro. / Foto: www.bernardodegalvez.eu
Ángel Custodio. El pasado mes de diciembre se ha colocado con toda solemnidad en el edificio del Capitolio  de los Estados unidos de América, un cuadro, obra del pintor Carlos Monserrate, con la figura de Don Bernardo de Gálvez,(Conde de Gálvez y Vizconde de Galvestón), militar y político español, héroe de Pensacola y nombrado por el Presidente Obama, ciudadano de honor de los Estados Unidos.
Bernardo de Gálvez ha sido, hasta ahora,  casi desconocido para muchos españoles y estadounidenses, pero gracias a la labor de una malagueña afincada en  Washington  llamada Teresa Valcarce y casada con Donald Foley, que durante dos años y con un entusiasmo contagioso, ha visitado despachos y autoridades norteamericanas y españolas, incluida nuestra Casa Real,, para reivindicar como se merece a la figura de Bernardo de Gálvez.
Lo conseguido por Teresa es digno de los mayores elogios, pues son ciudadanos de honor de los  Estados Unidos;  Winston Churchil, William Penn, el fundador de Pensilvania y su segunda esposa, Teresa de Calcuta,  el Marqués de Lafayette y  Casimir Pulaski.
Bernardo de Gálvez nació el 23 de julio de 1746 en Macharaviaya en la provincia de Málaga y murió en Tacubaya, Nueva España, el 30 de noviembre de 1786. Y entre sus muchas andanzas militares, ya que combatió en campañas en Portugal, Francia, entre otras, y  fue muy activo e intervino en nombre de España, en la guerra de la Independencia de los Estados Unidos.
Por eso, al leer en la revista “Somos Primos” que la Society of Hispanic Historical and Ancestral Research edita en los Estados Unidos en Internet y en la que me honro en colaborar, el agradecimiento de Teresa Valcarce a todos los que le han ayudado para llegar a buen fin de esta tarea, deseo manifestar, en nombre de muchos españoles y andaluces, que los que tenemos que dar las gracias a Teresa somos nosotros por reivindicar la extraordinaria labor y heroicidad de nuestro compatriota.,

Muchas gracias Teresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario